Realidad Novelada de un padre de familia

Posted by on August 28, 2008 at 2:34 am.

O acerca de la inseguridad y la guerra contra el narco.
Silence by circo de invierno

by circo de invierno

Soy hombre. Soy mexicano y por decisión propia, vivo en México. Soy católico. Soy ciudadano. Voto y hago valer mis derechos de la misma forma en que cumplo con mis obligaciones. Soy esposo. Soy maestro dos horas al día. Soy microempresario. Soy pagador de impuestos. Soy un padre de familia, común. Soy un hombre preocupado.

Sí, estoy preocupado, y enojado. Con mis vecinos e iguales, pero sobretodo con el gobierno que hemos elegido una y otra vez, sexenio a sexenio, incapaz siempre de proporcionarnos lo que es uno de sus deberes básicos y el motivo primigenio de su existencia: la seguridad de todos los que gobiernan.

¿Cómo es posible que llevemos tres –sí, T-R-E-S- sexenios con la misma cantaleta de siempre? Vamos a profesionalizar a la policía. Vamos a tomar en cuenta a la sociedad civil. Vamos a terminar la corrupción. Vamos a darles atole con el dedo y vamos a blah, blah, blah. ¿Qué nadie se ha dado cuenta de que éste ya es un asunto de seguridad nacional? ¿Qué se está haciendo imposible la vida en el país? ¿Qué el gobierno al no funcionar para lo que fue hecho, no funciona bien para nada más? ¿Qué nadie se ha dado cuenta de que por más de una década, las soluciones propuestas una y otra y otra y otra vez, han funcionado para un carajo? ¿Qué nadie se ha dado cuenta de que mientras Chile, o Colombia han mejorado sustancialmente en el último par de años, México sigue de bajada?

No, no me vengan con la tontería de que todo el problema viene de la pobreza, de que no hay empleos, o el credo absurdo de que el gobierno no tiene legitimidad. No me vengan con esas palabrerías vacías que se escupen sin pensar como se escupen las semillas de una sandía. En las comunidades más pobres, hay más seguridad que en las urbes. Yo he vivido meses de vacantes sin llenarse. Quien promueve la ingobernabilidad es un tercero que sólo quiere gobernar por gobernar y que cuando gobernó esta ciudad, sólo empeoró las cosas y construyó su campaña política… ¿Dónde están los expertos? ¿Las soluciones reales? ¿Los planes y las ideas nuevas? ¿Por qué piensan que con un discurso todo se va a arreglar? ¿Por qué toman un puesto de elección popular si no se atreverán a enfrentarse a los paradigmas de gobernar en la modernidad?

¿Pena de muerte? Me encantaría. Pero si el gobierno no ha logrado hacer que correos mexicanos funcione sin errores, ¿cómo quieren que les confíe la vida de una persona? ¿Pena de muerte a los secuestradores y delincuentes que sean hallados en el lugar del delito, infraganti, con testigos, al momento de rescatar a quien privaron de la libertad? Quizás, pero habría que garantizar muchos factores no evidentes, para evitar injusticias.

¿Qué confiemos? ¿Qué tengamos paciencia? ¿Qué la guerra contra el narco se está ganando? ¡Mentira! Esa guerra está perdida desde antes de ser concebida. El narcotráfico tiene muchos más recursos que cualquier gobierno. ¿Acaso la lógica no entra en los asuntos de Estado? El narcotráfico genera 500 mil millones de dólares al año. Para poder vencerlo en términos económicos, necesitaríamos dedicar el PIB de todo el país y olvidarnos de la salud, de la educación, de la producción, de los empleos, del campo, del combate a la pobreza y un largo etcétera. Y eso, sería temporal, porque donde hay demanda, habrá oferta siempre. Es decir, donde existan consumidores habrá productores, sin importar cuanto queramos evitarlo. Lo único que sucedería es que habría cambio de productores, nuevos serían, y el producto al ser más difícil de consumir, sería más caro.

needles

pic by Todd Huffman

¿Qué sucede cuando las drogas son más caras? Aumenta la violencia al común de los ciudadanos, a nosotros, los padres de familia, los esposos, los microempresarios, los maestros, las mujeres, los niños, los conductores de carros. ¿Por qué? Porque aumenta el tráfico y la defensa del producto. Aumentan las balaceras, y aumenta la cantidad de robos y delitos de los usuarios adictos que aunque está demostrado no son violentos, necesitan nuevas fuentes de ingresos para poder pagar sus vicios. ¿Acaso creen que se pondrán a trabajar para poder pagarlo? ¡Bah! Asaltos y robos es la opción número uno. El narcomenudista lo mismo. ¿Todo por qué? ¿Para que los americanos digan que hacemos su trabajo sucio? ¿Nos certifiquen?

Antes, las víctimas del narco eran principalmente entre los miembros de cárteles. A nadie sorprendía que mataran al que “andaba en malos pasos”. Ahora, con su guerra santa por la moralidad, las víctimas somos todos. Secuestros, asaltos, robos a un transeúnte, disparos a un chofer, a bebés, todos “saldos” de lo lindo que es creer en la mentira de que se está ganando la guerra al narco.

Yo, tengo una hija adicta. Es la mayor de mis hijos. Sé de primera mano el infierno que es vivir dependiente de sustancias que te matan, que te aletargan, que te hacen vivir la muerte en vida. Ahora, después de varios procesos de desintoxicación, está por graduarse de la carrera de artes plásticas. Ha estado “limpia” por cinco años. Fue una etapa muy difícil, no se la deseo a nadie. Pero jamás culpé al gobierno de su adicción, como no culpé de nadie a mi adicción a la nicotina, ni culpe del alcoholismo de mi abuelo al Estado. ¿La guerra al narco me asegura que mi hija nunca más volverá a drogarse? No sean imbéciles. Nada me lo asegura. Ni nadie me asegura que mis otros hijos no caigan en los mismos pasos. A como yo lo veo, los únicos responsables de eso fuimos su madre y yo, el ambiente en el que se movió.¡Por favor, no me quieran ver la cara de…!

¿De qué si culparía al gobierno? De que me maten a mi mujer en un asalto, de no poder salir a caminar con mis perros, de no vivir tranquilo, de que me secuestren a uno de mis vástagos. Las víctimas de la inseguridad somos muchos más que las víctimas del tráfico de estupefacientes. No conozco a nadie que haya sido asesinado por traficar drogas, jamás me he movido en ese ambiente, pero a mi secretaria, a mi hermano, a mi vecina, a mis empleados, a mi madre y a mí, nos han asaltado, nos han amenazado, hemos visto un arma que está a un soplido de arrancarnos la vida.

scared
by jelleprings

Como bien dice Ricardo Valenzuela, “al inicio de la prohibición del alcohol en EU, en Nueva York se contaban 10,000 bares, al eliminarla 13 años después, los bares “ilegales” neoyorquinos llegaban a 35,000. Oferta y demanda siempre se encontraran, legal o ilegalmente”. ¿Entonces, porqué demonios no despenalizan las drogas? ¿Por qué ningún país lo ha hecho antes? ¡Yo voté por Calderón pensando que tendría los pantalones de afrontar estos asuntos con realismo y no con cinismo! ¿Que sería peor? ¿Quién dice? ¿Con qué argumentos? Los productores dejarían la clandestinidad, pagarían impuestos que servirían para la prevención de la adicción como para la desintoxicación, para mejorar los servicios de salud, sueldos de profesores y maestros, policías y médicos. Los productores tendrían competencia, bajarían los precios, disminuiría la violencia del consumidor y se acabaría con la violencia del traficante. Llevarían inventarios, proveedores, crecería el campo, serían empresarios respetados como hoy en día lo son los dueños de la Domecq, del Tequila Cuervo… ¿Que habría más adictos? No lo creo. Cada día somos más conscientes de nuestra salud. Cada día hay más alcohólicos en tratamiento, cada día fumamos menos y menos personas, y desde que tengo memoria, las drogas han estado a disposición de todos siempre. Solo hace falta buscarlas y en media hora tienes una ración. ¡Yo reto a cualquiera a no encontrar una dosis un día! El despenalizarlas no provocaría que la gente las encuentre más fácil de lo que ya es ahora. ¿Que los Estados Unidos no lo permitirían? ¡Lo mismo se dijo de la expropiación del petróleo en la época de Cárdenas!

No señores, no. Necesitamos quitarnos de esa estúpida guerra contra el narco y dedicar esos millonarios recursos para preparar a las fuerzas del orden, para pagarles un sueldo decoroso, comparable con el de los policías de los países que menos inseguridad tienen. ¿Qué le importa a un policía mexicano cuidar su empleo si ganará más vendiendo piratería en el sector informal? Se necesita devolverles la dignidad, el amor por el servicio, el orgullo por el uniforme. ¿Hace cuanto no escuchan a un niño que quiera ser policía cuando crezca? Hacer un organismo independiente y autónomo que los regule, supervise, coordine y condene cuando hagan las cosas mal.

Necesitamos evitarles a los ciudadanos la molestia y problemas de la denuncia. Necesitamos seguimiento e investigación de los delitos, necesitamos condenas. Inyectarle también serios recursos al poder judicial para que más casos sean resueltos antes en tribunales. Traernos al grupo élite del Mossad que atrapó al mochaorejas, pagarles lo que sea. Necesitamos educación. Clases de civismo. Campañas efectivas como las del consejo de la comunicación. También necesitamos más cárceles, de baja y alta peligrosidad. Meter por ejemplo, a todos los secuestradores y asaltantes a mano armada, a que paguen de la forma más dura: un penal como el De La Palma de máxima seguridad, donde no pueden hablar con absolutamente nadie, donde no tienen ventanas, ni compañeros de celda, y sólo media hora de sol, donde están vigilados las 24 horas los 365 días del año. ¿Que no hay recursos? ¡Pongan a los reos a trabajos forzados! ¡Bastante cuesta mantenerlos como para que no generen beneficios a la sociedad que han traicionado!

Y el clero también tiene que hacer algo. Se lo reclamo como católico que soy. Excomunión ipso facto contra quien atente contra la vida de alguien. Excomunión ipso facto contra quien secuestre, robe, asalte, amague con un cuchillo o apunte una pistola a un inocente. El cardenal Norberto Rivera, el Papa y todos los que sean, debieran salir en televisión y en cada Iglesia y en cada parroquia, condenándolos al infierno por su excomunión, a todos aquellos que sean criminales y a todos aquellos que colaboren con ellos o que sepan de sus andanzas y no los denuncien.

Sí, eso. Necesitamos pantalones en el gobierno y organismos de poder, no que nos pidan una y otra vez, que estemos unidos como población. Sépanlo. Estamos unidos. Nadie quiere seguir con la inseguridad. Pero sepan también que el pueblo no puede ni debe tomar la justicia en su propia mano. Para eso existe el gobierno, para eso fue creado: dotar a un organismo del poder de todo el pueblo para que ejerza el mismo. Déjense de dogmatismo, de palabrerías. Deje el peje de decir que es por Calderón y el PAN por Marcelo y el comercio informal y el PRI por todos y todos por ninguno. ¡Hagan algo, rompan paradigmas, sean creativos, tengan pantalones para promover el cambio, porque señores, en este asunto, como con las escaleras, sólo se puede barrer de arriba hacia abajo!

También lee REALIDAD NOVELADA de una mujer secuestrada

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!
Add to:
Blink It | Blogarithm | Bloglines | | Digg it | FURL | +Google | My AOL | NewsGator | Newsburst | Pluck | RSSFWD: | RawSugar | Reddit | Rmail | Rojo | SearchFox | Shadows Tag! | Simpy This! | Slashdot | Spurl | Y! MyWeb

12 Comments

  • Gaviota says:

    Estamos tan lejos y tan cerca… tu crees que con la marcha del 30 de agosto las cosas cambien? El carnal Marcelo se dignará a hacer equipo con el Gobierno Federal? El Gobierno Federal se fajará los pantalones? tantas preguntas sin respuesta…

  • Ramon Mier says:

    Los ciudadanos debemos quitarle a los gobiernos el control de las policías. Debemos ser los ciudadanos quienes elijamos a nuestras autoridades de seguridad, no dejar en manos de gobernadores preciosos la elección de los responsables de la seguridad que al final del día no son más que guarros a los que les encomiendan el trabajo sucio, como amedrentar periodistas a petición de algún cuate.

    Ese ha sido el modelo desde hace más de 3 sexenios, ¿o no se acuerdan del “negro” Durazo, el compadre de Jolopo? Nuestra seguridad es algo demasiado valioso como para seguir dejándolo en manos de políticos que nos han demostrado reiteradamente su incompetencia.

  • Pepe says:

    Coincido contigo en muchas cosas, pero esta sociedad esta tan podrida que, como dice una canción de “Los de Abajo”, el manicomio está en las manos de los locos.
    Sólo dos ejemplos, el cardenal protege pederastas y el Consejo de la Comunicación lo preside el hijo de uno de los ex regentes más corruptos de esta ciudad. ¿?
    Sigo creyendo que el buen ejemplo y el trabajo son la mejor arma, de largo plazo pero más efectiva.

  • Nacho says:

    Yo también soy hombre, soy mexicano y por decisión propia he decidido vivir fuera de México. Sin embargo sigo siendo un hombre preocupado y enojado.
    Viviendo en el hermoso Estado de México fui victima de 5 asaltos a mi hogar, donde nos dejaban a veces incluso sin camas donde dormir. En uno de estos, llegábamos desafortunadamente con mi madre de la escuela cuando aquellos desgraciados seguían en casa, viví los 60 minutos mas largos y mas horribles de mi vida. Ver a mi madre encañonada, fuimos humillados mis hermanos, mi madre y yo. Años mas tarde entraron a la casa a las 4 de la mañana con uno de mis hermanos encañonado entraron en mi habitación, así entraron también en la habitación de mi padre, viví los siguientes 120 minutos más largos y espantosos de mi vida. Dos meses después y 6 asaltos mas tarde en la colonia donde vivía, con el mismo modus operandis, sin que la policía pudiera detener a esta banda de delincuentes, matan al padre del amigo de uno de mis hermanos, a un padre de familia, a un mexicano, a un empresario igualmente preocupado por todas estas cuestiones que simplemente corrió con menos suerte que nosotros.
    Mi padre ha sido un ejemplo de honradez, de superación, de lucha diaria, cumplió mientras vivimos en México con sus obligaciones como ciudadano. Ha subido peldaño a peldaño gracias a su voluntad recia, a su lucha, y en contra de muchas adversidades. Al intentar buscar una solución con “México unidos contra la delincuencia” y denunciar la falta de interés de nuestros gobernantes por resolver los problemas de raíz en nuestro estado, lo único que encontró fueron amenazas, más inseguridad, más incertidumbre. Sin embargo un padre de familia con 4 hijos, todos en edad universitaria no se podía permitir el lujo de perder a uno de ellos en un secuestro, una venganza o un “estate quieto”, por ello, salimos del Estado y mas tarde del país.
    Yo no se, no se si el problema viene de la pobreza, de una perdida de valores, o de la carencia siempre de ellos, no se si el problema es una sociedad mediocre acostumbrada a la mordida y al ya merito, no estoy seguro que se viva con mayor seguridad en las comunidades mas pobres que en las urbes, de verdad, no lo se. Lo que se, es que es un problema complejo, con muchas vertientes, con muchas raíces difíciles de cortar, y que las raíces siguen creciendo, se siguen enredando, se siguen haciendo mas fuertes.
    Precisamente hoy hablaba con mi padre que venia de un viaje de trabajo de China, y me comentaba que en una de las visitas que tuvo, lo llevaron a ver la maqueta del Plan General de Ordenación Urbana de Pekín, una maqueta de 15 x 15 mts, donde estaba la proyección de esta ciudad a 30 años, sorprendido me preguntaba si en México trabajaba bajo la misma primicia. Y lamentándolo le comentaba que las ciudades mexicanas trabajan haciendo censos para saber que es lo que hay en las ciudades, y plasmarlo en un plan, monocromático en fondo y figura, con algún intento de ordenación muy anecdótico, mientras Europa y otros países trabajan sobre su proyección a 25 o 30 años, esta analogía es solo para entender el retraso de mas de 50 años en urbanismo y planificación que tenemos, crees que no sucede lo mismo en economía, política exterior, educación, vivienda y protección social. Pues siiiii!!
    No reniego de México, no soy malinchista, soy mexicano, pero soy un hombre preocupado y enojado. Veo el México de hoy, y quisiera ver otras cosas. Me cuesta trabajo querer ver el México del mañana, porque no hay soluciones radicales de cambio, que por lo menos nos den esperanza a que nuestros hijos o nuestros nietos vayan a disfrutar de un México mas seguro, mas estable, mas limpio.

  • J.S. Zolliker says:

    GAVIOTA: Tristemente, no creo que cambie mucho la situación como consecuencia de la marcha. Ya hubo una memorable, y no ha sucedido nada más desde entonces. Espero, sin embargo, que nuestras autoridades se den cuenta de una buena vez por todas, que es un asunto de primerísima necesidad y seguridad del Estado…

    RAMON MIER: Eso que dices, es completamente cierto. ¿Por qué seguimos creyendo en que las cosas van a cambiar si los encargados han demostrado sus total incompetencia? Sin embargo, una de las razones de la existencia del gobierno, es que el pueblo lo dote de poder y autoridad para ejercerlo en su favor…

    PEPE : Definitivamente. Y Gloria Trevi que fue pederasta, abusadora de menores y secuestradora, ahora saldrá en la TV “ayudando a que un niño cumpla su sueño”. Es ridículo, por decir lo menos. Y las medidas a largo plazo como la educación, el civismo, son totalmente necesarias y sin ellas seguiremos metidos en el mismo círculo. Sin embargo, la inmediatez de lo que sucede también nos hace necesario buscar una respuesta a lo que pasa todos los días: asaltos a empresas familiares a quienes les roban la nómina o la mercancía que mucho les ha costado adquirir, robos, secuestros, y un sin fin de cosas que tienen que ser solucionadas a la de ya.

    NACHO: Una historia escalofriante, real y tristemente, común. Ese es el otro gran costo de la inseguridad que no se contempla: la pérdida de grandes mexicanos que se ven obligados a salir del país. Lo lamento por ti, de verdad. Lo lamento por todos los que hemos vivido situaciones similares, pero más áun, lo lamento por México que se está perdiendo del talento más grande que tiene. Un abrazo!

  • CAROLINA says:

    Es agotante esta situación, es increíble que en los últimos meses, he invertido en cursos anti secuestros, en cursos de conducción segura, en defensa personal.. a qué grado a llegado la falta de credibilidad ante “mis” Autoridades? estoy decepcionada de mi profesión, de mis instituciones, me molesta escuchar los noticieros o leer el peródico y sentir miedo / impotencia. Estoy harta de escuchar a Calderón con su “choro” de siempre, a cualquier gobernante decir con la mano en cintura que estamos todos unidos “contra la delincuencia”, no sé quienes lo estén, porque al menos el resto de mis amigos y familiares vivimos con el mismo miedo y tomando las medidas que en nuestras posibles se permiten, de protegernos y no llamar la atención.. porque ya no importa si eres o no rico, si tienes o no un buen coche o un buen relog, simplemente, eres sujeto de un asalto, de un secuestro express, del abuso de la Autoridad, del miedo de salir a la calle y hacerte notar! Hace unos días detuvieron a un buen amigo por traer una camioneta de alto costo económico (que se la prestaron para una promoción de la marca) y toda vez que la factura la tenían en el corporativo en otra ciudad, estuvo 35 horas en la agencia del ministerio público, hasta que llegara la factura con el representante legal (no obstante se acreditó el préstamo de la camioneta, la finalidad y se emitieron las periciales de balística y de robo que acreditaron que la camioneta estaba en orden), no me dejaron ni darle un refresco y me permitieron verlo 5 minutos. Durante esas 35 horas, habían 14 personas detenidas: mi amigo, su chofer y 12 policías, todos ellos denunciados por extorsión, robo, y no sé que más… increíble? No, es una realidad en la que todos estamos sumergidos, ya no se salvan nadie, ni ricos, ni pobres, ni los choferes o los niños, vivimos aterrados, con miedo de hablar con cualquier extraño, ¿dónde está la seguridad por la que pago mes con mes con mis impuestos? Soy una mexicana también, cansada de vivir en ésta ciudad y en éste país, cansada de tener miedo de salir y no saber si ese día me va a tocar a mi o a mi esposo..

  • ¡Excelente tu post! No lo pude haber dicho mejor yo.

    Y ¿para qué se hacen tontos? ¡Ya existe un pacto desde hace mucho -desde 1917, para ser exactos-: La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos! ¡Qué la hagan cumplir, y ya! No se necesitan más pactos que ése. Pero parece que, como el propio señor Martí cuestionó, la situación está muy por encima de ellos, y no son otra cosa, que unos pusilánimes.

    No tengo más que decir, no sobra ni falta una sóla palabra en este post. Saludos.

  • morgaana says:

    Hacia mucho que no escribías una realidad novelada, y está es excelente. Sólo quiero decirte dos cosas sobre ella:
    Después de mucho tiempo pensándolo, creo que los gobiernos no legalizan las drogas, porque no les interesa, supongo que hay gente a muy altas esferas que se benefician de ello.
    Y lo segundo, ¿Tu crees que a la persona que asesina, secuestra o viola, le importa mucho que lo excomulguen?
    Besos Jose

  • Hija de Zeus says:

    El problema no es la pobreza, es la desigualdad de oportunidades.

  • Xibalba says:

    Hola

    Bueno que podemos hacer?

    Denunciar??…bajo que riesgo?.es sencillo decir que lo haremos pero a la mera hora….

    Huir???…. a donde ..fuera del pais y despues que?.es cierto lo que dice nacho pero bueno que haria o hace el ?.Sin acritud ees que interesa su opinion

    Pelear?…con que? Para que nosotros pasemos de victimas a acusados??

    Revoluciòn?? ja lo dudo, la verdad como en una pelicula que vi, ncesitamos un enemigo externo comun que nos una porque ahora estamos salvese que quien pueda no creen?

    Saludos

  • Lazy joe says:

    una pregunta estoy pensando en pedir un prestamo hipotecario para armar un laboratorio. y se me ocurrio si pido un prestamo de 100.000€ y despues lo deposito en otro banco ,podre pagar con los intereses que me deje el deposito a plazo fijo ,el prestamo q me hizo el banco? .gracias

Trackbacks / Pingbacks

Leave a Reply