Category Archives: Realidad Novelada

Realidad Novelada de un Hombre Indignado

Camara de Diputados

pic by saguayo

Estoy indignado. Antes no lo creía pero hoy, gracias a los hechos recientes, estoy convencido: nos gobierna una mafia, un grupúsculo que o no mira más allá de sus narices, o ve mucho más a futuro de lo que pensamos todos…

Sea la primera o segunda opción, lo que queda claro es que se trata de una oligarquía; un puñado de cicateros que toman decisiones por nosotros y se ríen a nuestras espaldas. ¿A qué me refiero? A que ahora, están haciendo una reforma “constitucional” electoral sin que nadie presente oposición. ¿Dónde están los intelectuales? ¡Por favor! Están por trastocar groseramente el artículo 41 de la constitución, están por mutilar la libertad al vapor, a lo irreflexivo, a lo bruto… o ¿será con toda intención? No lo sé, pero estoy indignado porque nos consideran a todos los mexicanos niños imberbes que no saben ni siquiera leer.

Quieren dejar por escrito en la constitución que ellos y sólo ellos, partidos-políticos-todo-poderosos-y-clementes-interesados-en-el-bienestar-del-pueblo, serán los únicos con derecho de solicitar el registro de candidatos a cargos de elección popular. Estoy indignado porque así excluyen a cualquier ciudadano que no esté bajo los tentáculos de su influencia, por lo que de una vez despídanse del significado del poder ciudadano ejercido por y para el pueblo.

Quieren además, evitar por ley las campañas políticas -que han tenido sus perennes mentes, a mal llamar negativas. Esto quiere decir que quieren que no se critique al adversario en una campaña electoral. Dicho de otra forma, quieren soltar a la bestia de la ignominia y le quieren quitar el ronzal al equino apocalíptico. Porque uno de los únicos frenos que tiene ahora un gobernante imbécil cualquiera, es que puedan criticarle –en una futura campaña política- con argumentos firmes, sus acciones del pasado: robos, asesinatos, malas decisiones, manipulaciones y demás. Sí, estoy de acuerdo en que no se debe injuriar a nadie, y sobre de eso debieran trabajar, ¡pero por favor no sobre prohibir hablar de hechos echos y demostrables! ¡Eso es robarnos la libertad de expresión y el derecho al voto informado! ¡Eso es robarnos los ya de por sí escasos espacios públicos, y por eso estoy indignado!

Dicen los senadores, que “las autoridades electorales solamente podrán intervenir en los asuntos internos de los partidos políticos en los términos que señalen la Constitución y la ley”, y con eso se quitan de encima a un juez para convertirse en tres y solo tres grandes organizaciones autárquicas que tengan bajo su yugo a ciudadanos y militantes. Estoy indignado.

Y siguen los sapientísimos legisladores, creyendo que han formado el futuro de México a su gusto, sin darle al Instituto Federal Electoral la posibilidad ni facultad de reclamar ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, una controversia constitucional, además de que quieren ellos monitorear y auditar el gasto y dineros de dicha institución, sometiéndola a consensos –por ahora- tripartitas que no debieran existir pues ya de ley, el IFE es auditado por la Auditoria Superior de la Federación.

No señores, no. Muchos años de sangre, dinero y esfuerzo nos costó quitarle al Ejecutivo su poder sobre las elecciones, ¿y ahora quieren someterlas de nuevo pero al poder Legislativo? ¿Someter al IFE a los intereses de los partidos a quienes regula? ¿Acaso sin saberlo los ciudadanos, hemos entrado en un concurso mundial para ver quien legisla peor?…

Ni si quiera han tenido la decencia de consultar un maldito diccionario: propaganda es el enviar mensajes cifrados para influenciar las opiniones y el comportamiento de las masas. ¿Más académico? Garth S. Jowett y Victoria O’Donnell, definen la propaganda como el intento sistemático y deliberado de moldear la percepción para manipular la cognición y el comportamiento directo para alcanzar una respuesta en las masas que lleve a la consecución del poderoso. ¡Por eso mismo estoy indignado!

La propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social.- Texto propuesto del Art. 143

¿Les suena Goebbels? ¿Cuándo se ha visto que la propaganda sea informativa o educativa? ¡Me indigna que no sepan siquiera de la historia de Hitler!… No señor senador, Hitler no es un restaurante de la colonia Roma ni una fragancia que estuvo de moda el siglo pasado… ¿¡Cómo carambas no quieren que me indigne!? ¡No, no y que no! ¿Como es que quieren que confíe con esto que el Estado garantizará el derecho a la información si ni siquiera confío en el correo postal mexicano?…

Se los repito. Estoy indignado. Con ellos y con ustedes, que se lo quedan callado. Tal pareciera que la intelectualidad nacional, se agotó hace algunos años. O quizás, ¿nunca existió?

ALERTAS X MAIL

Realidad Novelada de una Xenófoba

Racista!

Pic by Losttreckker

Siempre es fácil, para una mente pequeña, culpar a otros del éxito de aquellos y los fracasos de uno. Ella es así y no se da cuenta del mal que hace a terceros; del mal que se hace a ella misma.

Tratándose de envidias, son sus propios limitantes los que no le permiten encontrar otro común denominador entre todos aquellos que critica a mansalva, salvo el punto de origen, su nacionalidad o raza.

Racista es por donde lo quieras ver. Ataca a diestra y siniestra. Tira golpes bajos excusada en que es judío, es nica, es tico, negro, cubano o argentino. Arremete contra ellos porque critican a su país y no le gusta la libertad de expresión, o porque sabe del amigo de un amigo de su hermano que fue defraudado por uno de ellos, o porque dicen que uno le quitó a otro su trabajo.

Diseña, defiende y define sus puntos hasta el cansancio. Este hizo esto, ¿ya ves como todos los ecuatorianos son iguales? ¿ya ves como contaminan? ¿ya ves como han venido a nuestro país a hacer porquerías?

Para todo, hay explicación según su ilógica lógica discriminatoria. Ah, es que es judío. Todos son iguales. Regrésense a su país, aprovechados come mierdas. Indeseados porque por su nacionalidad algo tienen. Criminales que traen criminalidad. Infectan el ambiente. A todos los califica de inferiores porque nacieron en un paralelo distinto al de ella; eso sí, si no son europeos, que a ellos los ve sexy, calificados, avanzados.

Viste bien, entonces es extranjero ladrón; viste mal, entonces es extranjero naco y delincuente menor. Invita a otros a que piensen bajo sus argumentos. Liberan frustraciones al amonestarlos. Lanzan campañas anónimas para embestirlos.

Aplica ella el artículo 33 de la constitución a manera personal y a su gusto y mal entender si no le parece que critiquen lo que está mal, pues un inmigrante no debiera tener derecho. Nunca. Una sabe que si no les gusta algo, se larguen a otro lado. Están jodidos en sus países por que viven más al sur, son “indios” o no sé que otra absurda razón. Venezolanos malditos perseguidos por su dictar-hugo, muéranse en su patria que de nada nos sirve su inteligencia por acá. Argentinos y judíos por igual, a todos quieren joder, que jodan mejor allá.

Así no siente vergüenza de sus propias culpas, errores y males. Le tranquiliza culpar a otros. Intolerar siempre es mejor que mirarse hacia dentro. Abierta o encubiertamente, es xenófoba. Sí, es fascista, no permite cuestionamiento. Teme a otros y es prejuiciosa. Omite lo que le conviene en sus discusiones. No es otra cosa que una mujer nacionalista y prejuiciosa. 3 veces se lo dije ya.

pic by switch_1010

Cuento para leer de noche


picture by tanakawho

O la Realidad No-Velada de los casimuertos

No mucha gente lo sabe, pero en todo nosocomio de regular tamaño del sector salud, existe una zona que se denomina en el vulgo hospitalario,como el Pabellón de la Muerte. Tal tenebroso es su nombre, que fosca es su finalidad también: ese es el sitio donde se coloca a los enfermos terminales, traumatizados desahuciados, quemados y amputados irreparables y en breves notas, toda aquella persona que médica y científicamente, no tiene oportunidad alguna de sobrevivir.

Es la necesidad lo que los creó y lo que los mantiene en secreto. Porque llegarán otros pacientitos que sí podrán recuperarse y para ellos se destinarán las existencias: cubículos de urgencias, cama en piso, quirófanos, agua, luz, medicamentos, materiales de curación y un sinfín de insumos, incluyendo horas/hombre de médicos, enfermeras y personal de limpieza. Nada moral, simple ley mortal del mercado: los recursos son siempre limitados.

Los cuerpos aún con vida, a veces sin brazos ni piernas, a veces sin media cabeza, o con tumores tan grandes que se mueven por si solos y sobresalen a la piel, siempre inconcientes, son trasladados a este lugar de filtro entre un mundo y el otro, mientras a sus parientes se les comunica que están en terapia intensiva sin posibilidad ni permiso de visita.

Ya sea en el sótano, o en un galerón en apariencia abandonado, sin luz, ni monitores, ni personal y sin siquiera una sonda o un suero de glucosa, los casimuertos llegan al Pabellón de la Muerte y son acomodados donde haya lugar, a veces en camillas destartaladas, otras tantas, en petates sobre el suelo vil y frío, o sobre algunas sábanas que toca lavar al siguiente turno matutino, pues han de saber que es durante la noche donde la gran mayoría se extingue.

Aunque no lo crean o lo pregunten a cercanos que trabajen en estos hospitales y ellos mismos nos nieguen, los Carontes existimos en las profundidades de cada hospital de cada ciudad que tenga servicios médicos públicos de mediano tamaño. Nadie habla de nosotros porque es un trabajo maldito que alguien tiene que hacer mientras los demás prefieren no pensar en ello… Con sigilo, vistiendo ropajes azul obscuros, zapatos de goma y con tapabocas (para no ser reconocidos ni en este mundo ni en el otro), nos paseamos en las penumbras de cada piso y sección (urgencias, enfermería, dispensarios, consultorios, anfiteatros y un largo etcétera), seguidos a la distancia tan solo por la capitana de enfermeras y un pequeño cortejo de dos o tres camilleros, quienes ante el simple golpeteo de nuestro anillo contra la cama en cuestión, reciben la orden de trasladar al pobre ser elegido, a esta zona de la que somos guardianes únicos, para que vayan a bien morir o en extrañísimos casos, a sobrevivir por milagro de eso que no quiero cuestionar y que prefiero no entender.

Caronte es nuestro sobrenombre, porque como aquella figura de la mitología, elegimos entre la muchedumbre a aquellos que deberán cruzar el otro lado del río. No se sabe quien nos bautizó así, pero me parece la forma más adecuada de nombrarnos, aún y cuando fuera del hospital, podamos ser tus vecinos, amigos, compadres, e hijos.

Déjolos ya pues, que es mi turno de entrada, mi compañero de tiempo vespertino va de salida y aún necesito calzarme mi filipina obscura y mi tapabocas para no ser reconocido. Quizás entre sueños algún día me veas merodeando en silencio por ahí, y yo te guiñaré un ojo, esperando comprendas -y puedo apostar mi vida y eso que convivo con la muerte todos los días- que ningún Caronte sabe cómo es que estudiamos medicina para salvar vidas y terminamos absortos por las necesidades económicas y la burocracia, desempeñando esta labor proterva, que es tan necesaria e inevitable como la limitación de recursos y la muerte misma.

Realidad Novelada de una Candidata Diferente

Ella nació indígena. Ella nació mexicana. Conoció el agua caliente y el teléfono en la ciudad de México, muy lejos de su pueblo y muy lejos de su origen. Aprendió a leer y vendió gelatinas para poder seguir estudiando. Entendió que la creatividad resuelve problemas. Pronto conoció lo que vale el orgullo y la honra de un pueblo que trabaja de sol a sombra. Ágil comprendió el poder que toma una persona que está decidida a terminar con el reinado de un cacique. No se vendió y supo lo que vale el mantenerse fiel a sus principios. Supo en carne propia lo que era tomar decisiones, aún a costa de vivir en el sótano de una escuela escuálida, ganando miserables pesos, a costa de la voz del padre, y luego de diputados, y luego del Presidente, que todo lo mandan en estos lugares.

Ahora, en el año 2010 es dueña de una gran empresa. Tiene varias docenas de empleados y construyen los mejores rascacielos. Paga sueldos dignos y tiene políticas de maternidad amigables pues está convencida que los hijos salen buenos si maman la chichi por seis meses. Instaló Internet en su pueblo. Construyó carreteras en otros. Orilló a que otras mujeres vendan su trabajo digno y exporten muebles. Supo lo que es tenera mano miles de millones de pesos y no quedarse ni con un centavo. Le duele hondo la corrupción porque sabe que esos dineros no llegan a quienes lo necesitan y quiere ser gobernadora de su Estado.

Muy bien, ya ha comenzado a hacer conciliaciones, amarres, ajustes, convenios y labores para garantizar estará postulada pues no tiene partido y coquetea con cualquiera de los lados. Y sabe que llegará el día en que sea una candidata hecha y derecha. Sabe que tiene muchas posibilidades de ganar, porque toda su vida ha sido trabajadora, terca y honrada; malhablada. Contrario a lo que norman las reglas secretas de la foto de Velázquez, ella se mueve y va advirtiéndole a los cuatro vientos de sus deseos porque no es política de vieja guardia, sino que como mujer, mexicana e indígena, donde pone la lengua pone la bala.

Por eso y porque obtuvo la idea de cuando leyó a un joven escritor, allá en un blog en el 2007, está convencida de que será una Candidata diferente. Porque cuando reciba esos varios millones de pesos designados al gasto de su campaña, hará algo que romperá todos los esquemas y creará historia, un precedente que transformará todas las reglas: usará cada centavo para gastarlo en su gente. Construirá un par de clínicas de salud y el resto lo gastará en computadoras de 100 dólarespara los niños de bajos recursos de su Estado. Si hacen falta pintas en bardas, lo hará la gente con sus dineros propios, con lo mucho o poco que tengan y lo harán convencidos de que ella es la mejor opción.Si hacen falta volantes y carteles, hojas recicladas escritas a mano bastarán porque en el fondo se sabe que cuando bien se trabaja, la voz a voz de los electores, la comunicación informal, es mil veces más efectiva que todo el marketing y todos los anuncios en radio y televisión.

Visto eso, ganará porque no le importará ganar, sino que esos varios millones regresen a donde desde un principio debieron estar… Ganará porque a partir de entonces, ninguna campaña política volverá a ser igual. Te lo digo Pedro para que me entiendas Xochitl… Te lo digo Xochitl, para que me entiendan todos los demás…

Inscríbete a las actualizaciones por correo de las Realidades Noveladas

ALERTAS X MAIL

Carta de una Mujer Panista.


Monopolios



Lic. Felipe Calderón Hinojosa
Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos
Presente

Sr. Presidente:

Sirva la presente para hacerle llegar un saludo. También, sirva para hacerle llegar unas reflexiones que espero tome usted en cuenta, viniendo precisamente de una mujer panista como cualquier otra, que votó por usted, pero que piensa hay ciertos asuntos que requieren de gran urgencia para nuestra nación.

Como es seguramente ya de su conocimiento, el Ing. Carlos Slim Helú será nombrado a la brevedad por la revista Fortune, como el hombre más rico del mundo. Debo hacer constar por este medio que le admiro a Don Carlos Slim su gran visión empresarial, su sencillez como persona, su patronazgo para con el arte, y demás cualidades que seguramente se podrán enumerar pero que no son la razón de ser de esta carta. Y a diferencia de muchos, yo no quiero sino que nuestra nación tenga la posibilidad de reproducir muchos más Carlos Slims por doquier.

Sin embargo, también reconozco que nuestro país no está en condiciones de lograrlo. No en las circunstancias en las que estamos. México sigue siendo un país que dista mucho de ser la más grande, libre y rica economía del mundo (que por lógica debiera albergar a los empresarios más grandes, libres y ricos del mundo).

Por ende, no existen en nuestro país, igualdad de condiciones para otros empresarios ni mucho menos para personas comunes como yo y como las personas que lleguen a leer esta carta… No es ningún secreto que Don Carlos Slim ha hecho buena parte de su fortuna al amparo de un poder que por décadas, lo ha protegido y lo sigue protegiendo (¿le suena Hector Osuna Jaime?) a costa del beneficio público… los mexicanos pagamos las tarifas telefónicas más elevadas del continente y las más elevadas de los países que componemos la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, esto sin contar con el hecho de que los mexicanos estamos obligados a siempre utilizar –y pagar por ello, como si fuera un diezmo- las líneas de Telmex a pesar de que decidamos contratar con otra empresa telefónica.

Por eso le pregunto respetuosamente, Sr. Presidente, ¿hasta cuando? ¿Hasta cuando tendremos los mexicanos que lidiar contra las consecuencias de cualquier monopolio, ya sea público, privado o “simulado”? ¿Hasta cuando se favorecerá –ilegítimamente- a los productos y servicios caros y malos? ¿Hasta cuando estaremos obligados a elegir lo que más conviene a los intereses y bolsillos de otros (llámese sindicatos o beneficiarios privados cualquiera), en lugar de que sea lo que más conviene a nuestros propios intereses y bolsillos? ¿Hasta cuando estaremos secuestrados por la falta de libertad económica? ¿Cuándo podremos elegir una marca de gasolina, o la seguridad social privada sobre la pésima pública? ¿Hasta cuando podremos como país y consumidores, lidiar y soportar la baja productividad y nula competitividad que esto conlleva?

Cerca del 25% de la población mexicana está en condiciones de pobreza extrema. Esto quiere decir que aunque se ha avanzado mucho, aún hay cerca de 26 y medio millones de personas en México que no tienen un ingreso suficiente para cumplir con sus requisitos de alimentación básica. ¿Hasta cuando podrán salir de esta condición cuando lo poco que consumen está caro, es poco eficiente, y beneficia solo a unos pocos? ¿Hasta cuando se reformará la constitución para de una buena vez asegurar la propiedad privada? ¿Hasta cuando, se permitirá que estas empresas todopoderosas, públicas y privadas, bloqueen a la posible competencia que no tendrá más beneficio que crear más empleos, mejores productos, precios más accesibles y un sinfín de mercedes?

Perdone Usted, Sr. Presidente, que lo increpe de esta forma. No pretendo ser irrespetuosa de la investidura presidencial que Usted dignamente representa, pero creo que hago eco a la voz de muchos a quienes este nombramiento de Don Carlos Slim como el hombre más rico del mundo, en lugar de llenarnos de orgullo, nos lastima muy fuertemente. Nos lastima, no por frustraciones ni por rencores sociales, sino porque estas venias y privilegios que lo han llevado a él a la máxima riqueza del orbe, en caso de no ser eliminados, nos apuntan como país al infierno en los próximos años.

Su segura servidora,
Una mujer panista como cualquier otra.

ALERTAS X MAIL

Realidad Novelada de un político de-mente


"Happiness is a how, not a what; a talent, not an object". – Hermann Hesse

"La inteligencia, como las herramientas con filo, mejora

enfrentándola con otras de mayor dureza".- Mario Sarmiento

Si algo he aprendido en la política, es que el adversario más peligroso es uno mismo. Y precisamente por eso, nunca les explicaré el motivo -aunque sí la razón- por la cual yo soy el que está detrás de los bombazos de PEMEX y el EPR. Tampoco les explicaré porqué financié yo al EZLN desde el gobierno y porqué hice estallar una bomba en Plaza Universidad mientras construía exclusivos fraccionamientos y tomaba un papel protagónico de cernícalo indocto y atormentado, al tiempo en que mandaba secuestrar a varios millonarios, amigos míos, para continuar financiando mis grandes planes y… ya basta. Por eso les decía que el adversario más peligroso es uno mismo…

En fin, soy un individuo que se mantiene detrás de la sala de edición, salgo en los medios nada más cuando me ayudan a distraer la atención, pero más importante que todo, soy un hombre de inteligencia esplendente y de eso, me jacto sólo ante mí mismo, primero porque me es útil algunas veces aparentar lo contrario, y segundo, porque de saberse, sería un sujeto cabalmente incomprendido.

¿Qué acaso es detestable aspirar a la felicidad en esta vida? ¿Entonces porqué nadie comprende que a lo que más aspiro es a alcanzar el privado y silencioso júbilo de la creación intelectual? Todos queremos lo mismo, pero ¿por qué es malo que yo lo diga así? Por hipócritas unos, por ignaros los otros.

Pero en el fondo, no me podrán negar que la producción intelectual es la mayor satisfacción de la razón. Por eso la política como medio, y no como fin. Porque me ofrece la oportunidad única de pensar, elaborar planes y también tener una pizca de fantasía y un tanto de cínico. La política es pues ante todo, el medio que me permite demostrarme a mí mismo, de lo que soy apto.

A algunos, les pareceré un demente miserable y mis actos les resultarán mezquinos, sórdidos, viles, y hasta cobardes. No dudo de que de conocerse mi ignota personalidad, me acusen de psicópata, lunático, madrugador, nefasto oportunista, especulador, traidor a la patria y ojete. Pero sólo porque no me entienden. ¿Alguno de ustedes ha leído alguna vez “El manantial” de Ayn Rand? Es uno de los libros más bellos jamás escritos, pues enfatiza la importancia del individualismo placentero por medio del egoísmo racional. Ahí surge el hombre verdadero;aquel que mediante la razón comprende que tiene derecho a existir por sí mismo, haciendo sólo lo que le gusta y complace sin tener que explicarse ni sacrificarse por los demás ni ser sacrificando por otros, incluidos, los valores ajenos del éxito público, el dinero y el reconocimiento.

La política es pues, esa única atmósfera que me permite conocer el mundo creativo, poner en práctica mi intelecto, formar el entorno, prever las variables de cada movida, cada posible escenario… como que el gobierno debe ser desequilibrado para que se vea es ilegítimo. ¿Para qué? Me reservo esa respuesta por el individualismo gustoso,pero les advierto que AMLO es solamente un instrumento… Eso es la política para mí, nada que ver con la confrontación de intereses y buscar el consenso, hacer el bien común, ni mucho menos aquello necesario para hacerse del poder. ¡Eso es basura intelectualoide!

El chiste de la política es que me reta continuamente, me permite meditar sobre la acción a realizar, la reacción a tomar. Es ese algo que me permite aventurarme a apostar por la naturaleza humana y a adivinar la psicología del mexicano. Es eso que me divierte, que le da sentido a mi vida; el análisis riguroso, la táctica, la comprensión de los siguientes veinte o cincuenta pasos, la estrategia, los ajustes, estar siempre alerta, ideando, proyectando, concibiendo nuevas ideas, discurriendo,conjeturando lo necesario para mantenerme delante del que yo haya honrado -sin que necesariamente lo sepa- con el título de adversario.

¿Que la política debe ser fría y objetiva? Quizás para algunos, pero no para los que tenemos una mente más elevada. Porque la política es para mí, el medio que me permite alcanzar el placer egoísta, mucho más que un simple juego de incumbas; es en pocas palabras, la sublimación del pensamiento crítico al derrotar a otros, al ver la conclusión de mis planes; una solaz intelectual que produce un placer auténtico, satisfactorio, esa sensación que es mucho más plena que el mismo amor.

Yo planeo, ejecuto y logro. Como con el caso del chino Zhenli Ye Gon. Yo mismo le recomendé la ya famosa frase…o copelas o cuello…. Yo lo convencí, y lo más hermoso de todo, es observar que deviene lo que había previsto: un escándalo, los medios se avorazan por la nota,análisis en revistas, editoriales en televisión, la W radio le dedica horas de sus programas de radio, expertos debatiendoy que todos y cada uno de ellos además de la gente en común se lo crea, que nunca se cuestionen qué hacía tanto dinero para la campaña de Calderón en una casa de las Lomas, ¡encontrado muchos meses después de que ya fuera electo presidente, es el gozo máximo! (perdonarán mis carcajadas, pero recuerden lo delicioso que era reírse en solitario cuando hacían una travesura infantil; multipliquen eso por una potencia de cien…).

Eso es el mundo de la política para mí: la imaginación, la inteligencia, el carácter, la voluntad y sobretodo, la fresca diversión personal. Por eso, si yo doy el primer paso, siempre gano. Si doy el segundo, el que se conoce como la reacción contra el rival, ¡gano también porque yo soy… mi peor adversario!…el Howard Roark mexicano.Por vuestros actos seréis conocidos.

Realidad Novelada de un Fanático Religioso


Photo by Eliazar
Lyn May Marcha Gay Mexico 2007

(¿O el perfil psicológico de un tal Montañez Lima?)

Quiero que se me recuerde como a alguien valiente. No, valiente no, no, no, no. Quise decir heroico. Sí, heroico. Heroico de épico, de osado, legendario. Sí, sí, sí y sí. Heroico. Me lo merezco. Sí, me lo merezco. No es poca cosa enfrentar los millonarios intereses de la industria farmacéutica de los condones y la pastilla del día siguiente. No es poca cosa enfrentarse a la millonaria industria de la muerte y el aborto. No es poca cosa enfrentarse a la millonaria industria de la televisión y las películas que quieren cambiarnos los valores del mundo que sigue la Ley del Dios único y verdadero, con sus homosexuales y judíos perversos manejando a las masas. No es poca cosa, no es, no es, no es, no es poco, no es…

Ante los embates de los enemigos, Dios me recompensará. Él sabrá reconocerme. Heroico. Heroico. Heroico. Me han calumniado. Me han linchado en los medios,me han apedreado con la injuria, mi nombre ha sido salpicado del lodo de estos marranos heréticos que me acusan de robo, de desaparecer millones de pesos del erario público que me regaló entonces el PAN con su primera Dama. ¡Esas son Damas!

Y es que los medios están en manos de Gays, maricas, homosexuales, diabolicos. Putos. Putos. Putos. Putos. Perdónalos señor, no saben lo que hacen… Atentan contra la salud del hogar. Es una enfermedad, es falta de control. Yo me controlo, ¿verdad Señor mío? Hay que combatir sus influencias nocivas o perturbadoras al desarrollo armónico de la niñez y la juventud. Aprenden. Todo se aprende. Todo, todo, todo se aprende. Hay que darles tratamiento. No se puede permitir que se ofenda a la moral, que se atente contra la vida, que se falte al hogar, que se agravie al pudor, que se insulte a la decencia. Repudio, repudio, y yo soy líder social, repudio, repudio, repudio a todo aquel que excite a la prostitución o a la práctica de actos licenciosos; repudio social a la justificación de las relaciones sexuales ilícitas o promiscuas. Putos. Putos. Putos. Putos descontrolados. Putos desenfrenados. Putos conspiradores. ¡Es ilícito porque va contra la Ley de Dios!…

Y hoy, hacen su marcha anual de la desidia contra la naturaleza, contra el omnipotente, contra el supremo, contra el sumo y soberano Altísimo…. Marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero y Trasvestí. ¡Dios mío, solo les falta ser también transgénicos! ¡Aviase visto tal degeneración en tiempos romanos? Y las autoridades los apoyan… Oh, perdónalos señor, no saben lo que hacen…. Pero no, no los perdones, o si, perdónalos, tienes razón, es que para eso es que estoy aquí. Jamás, jamás, jamás he olvidado mi misión. Yo no soy de este mundo, mi vida no es mía, mis metas no son temporales. Mi actuar bien se va sumando a los bienes de los hombres piadosos, para que guardemos la eternidad sentados a la derecha del Padre. Tú lo sabes, nada me arraiga más profundamente en este tiempo, en este hoy, en este mundo, en este México, que cumplir con la labor histórica de cambiar el mundo. El mundo que deje de ser mundano. El mundo de la vida. El mundo de la Ley Divina. El mundo de los justos y sabios. El mundo de Dios en la tierra. Tú lo sabes, tú lo sabes, tú lo sabes…

Perdónalos señor, no saben lo que hacen. No saben que eres el dador de vida, única verdad disponible, y quien no crea en ti y siga al pie de la letra tus enseñanzas, ¡se encontrará con este emblemático siervo y soldado tuyo! No, no, no es cuestión de respetar al que es diferente. No, no, no y no. Es cuestión de lo que está mal en los ojos de Dios. Es cuestión de decirlo, de gritarlo a los cuatro puntos cardinales, de denunciarlo, de actuar como Él habría actuado. Es cuestión de que no lo permita el gobierno, que no lo incentive. ¿Porqué si saben está mal lo impulsan? Yo les hubiera aventado a perros y granaderos, para que se supiera que no vamos a permitir el pecado de esa forma, tan pública y abierta. Es cuestión, es cuestión, es cuestión. No, si no es fácil. No es poca cosa enfrentarse a todos de todos. Pero no me quejo, porque soy un soldado de Dios. Héroe de Dios. Sí, sí, sí. Héroe de Dios. No es poca cosa, no es, no es, no es, no es poco, no es, no es…

¿Adivinas de quién se trata?

Realidad Novelada de la piratería Musical (o si yo fuera un cantante moderno)

Photo by DMBFreakNo41
Photo by DMBFreakNo41

Soy un hombre realista. Y no por ser cantante y compositor, soy alguien que no razone las cosas. No sé porque se asume que todo aquél que se dedica a este medio, es alguien ignorante, únicamente preocupado por su apariencia, sin criterio, a merced de las sandeces de sus “asesores”. Yo no soy de esos niños bonitos que no calculan ni el paso siguiente cuando caminan, estrellas fugaces, todos aquellos hechos y deshechos por la gracia divina de algún sapientísimo y criador funcionario de disquera (que ganan más dinero que cualquiera de sus “talentos”). Pero no señores, damas, ese no es mi caso y no todos somos así.

Sin pelos en la lengua se los digo: déjense de hacer pendejos con el asunto de los derechos de autor de músicos y disqueras, drm’s, institutos de la propiedad intelectual y demás. Aquellos que no comprendan que la industria de la música cambió frente a sus ojos, son unos tontos, enfermos de nostalgias de otras épocas que están por extinguirse.Es un cambio inevitable. Imparable ya. No hay Goliat humano ni ficticio que pueda detenerlo, y quien les diga otra cosa, les está vendiendo aire comprimido.

Ahora resulta que quieren hasta hacer campañas publicitarias a favor de no bajar música por Internet, no compartir archivos, con sus miles de asociaciones, sociedades, grupos imperiales y demás, para “crear conciencia”. Y luego andan cerrando cibercafés. ¡Qué bárbaros! ¡Qué estupidez! Me pregunto quién habrá sido el “genio” detrás de esas bazofias… Solo falta que al rato nos pongan espectaculares que digan: “¡Asesino! Si compartes música por Internet, colaboras con la muerte de la música…” Genios, de verdad, genios. Es más, no sé como en la SGAE no han conquistado el mundo, como la AMPROFON no ha capturado a pie grande, como el IMPI no ha poblado la luna y demás pajarotas. Yo solo les pregunto, ¿cómo demonios justifican como robo el compartir información sin fines utilitarios o comerciales?

Es cierto, el cambio es una joda para el negocio de los distribuidores y también lo es no ganarle a los discos, pero no se puede uno perder en el sueño del paraíso guajiro. Me niego. Ahora tienen que entender todos, que la música está accesible a cualquiera a través de un botón. Y nadie, ni ninguna empresa, abogados, asociaciones, díscolas, disqueras, bizcos, guerrilleros, agencias y santos, podrá detenerlo ya. O como dije, yo no compro aire comprimido. Si quieren, cómprenlo Ustedes, porque yo no me pienso unir a una batalla perdida; no me interesa si tal o cual disquera deja de cobrar porque ahora puedo distribuir mi música con un BitTorrent… Es más, ¿de cuando acá las distribuidoras y disqueras mandan?… De hace tiempo, pero no más. Ahora, mandará el artista que sepa verlo como una realidad.

Yo ya comprendí que la música ahora debe ser descargable. Que la música ya no será un medio de ingresos sino un gasto de promoción del artista. Ustedes, compañeros de gremio, ¿quieren seguir ganando dinero con su trabajo? Pues si esperan que sea con la venta de discos por la “agraciada” distribución de una disquera, esperen un cheque en blanco del Monstruo Volador de Espagueti.

Ahora, la música descargable debe ser vista como un gasto promocional, como antes lo eran los anuncios en radio y en revistas de chismes y del corazón. ¿Qué tiene eso de piratería? ¡Nada! Claro, salvo que no puedas ver más allá de tus propios dedos… Ahora, el negocio está en los patrocinios, en los endorsments, en los anuncios por televisión, en los comerciales que pasan hasta en youtube, pero sobretodo, en las giras y conciertos. ¿No es acaso cierto que los artistas internacionales que más ganan dinero, son los que más giras y conciertos hacen? ¿No es ese el caso por ejemplo de los Rolling Stones? ¿No es el caso de U2?

¡A la basura con sus discos de oro y platino! Esos montajes de teatro son muy caros gastos publicitarios que no benefician ya nada al artista. Prefiero que mejor me conozcan millones por mis canciones descargadas y quieran ir a mis conciertos pagando un boleto, que perder una tarde sonriendo ante una docena de periodistas que le digan al mundo que mis discos gustan. ¡Eso es una mera quimera! ¿Cuánto se gastan en publicitar un nuevo disco? ¡Millones! ¿Qué mejor forma de promocionarte que tu propia música le guste a la gente y puedan descargarla?

Ah, ¿qué no te da la voz para actuar en vivo? ¿No tienes suficiente condición para brincar, bailar y sacar la voz? Ese, es asunto tuyo. Y un buen nuevo filtro. Si eres de esos “artistas” plásticos, tu dinero será plástico también. Así que mejor vete buscando otro oficio y no me pidas que aguante tus tonterías.

El CD será únicamente una moneda que la gente pagará para ser autografiado en vivo, como un panfleto o tríptico, pero nada más. El futuro nos alcanzó ya, y yo no me quedaré ahí nada más llorando por los tiempos pasados. ¿Ustedes que harán? ¿Cuánto más tiempo les tomará verlo? ¿Dónde están los hombres de negocio de este medio?… Nada más acuérdense: los que nadan contra la corriente del río, se ahogan.

Realidad Novelada de un, ¿chofer cualquiera?

traficc!
pic by mari781008

No respeto la línea de peatones, porque caminan por detrás del coche. Y así me puedo arrancar más rápido si necesito cambiar de carril, porque como nadie te deja entrar a la fila, mejor no anticipo. ¿No es cierto? Por eso ya no uso las direccionales. Mejor meterme de sorpresa al carril lateral, que avisar que me quiero cambiar. Hacer otra cosa, es una pérdida de tiempo.

Yo soy de los que prefiere, por practicidad, no hacer filas de coches, porque ¿para qué lo hago si puedo llegar antes que los demás? ¿Para qué esperarse como idiota media hora en el tráfico si puedo tomar el acotamiento? Y si no hay acotamiento, me invento otro carril. ¿A poco no es mejor hacer cuatro carriles donde solo hay tres? Los que no lo hacen, es problema de ellos. ¿Qué yo provoco entonces más tráfico? ¿Qué afecto la vialidad más porque se hace más pequeño el cuello de la botella? Nah, a otro con ese cuento…

Es lo mismo que en los centros comerciales. Para qué hacer fila en el estacionamiento si me puedo meter en sentido contrario por la salida, o tomar el contra flujo en un eje bial ¿o se escribe vial?… que importa- todo bien mientras no sea yo de los tontos que sí hacen fila, como en el cine. Además de todo, me gusta la adrenalina y le estoy enseñando a mis hijos que en esta vida hay dos tipos de personas: los tontos lentos y los que avanzamos más rápido, que somos más prácticos, que llevamos dinero a la casa y podemos beber una o dos cervezas en el carro porque somos responsables con la familia, merecemos una distracción y aminoramos el calor.

Y es que en este país, todo está igual gracias al imperialismo gringo y a que en el gobierno nos tienen restringidos para que no despierte el fulgor mexicano. Por eso, tenemos que hacer las cosas nosotros, porque si no, es un lío ir a pagar una multa de tránsito, y por eso, doy mordidas. Y no es que haya cometido alguna infracción -o tal vez sí, no lo sé- sino que el asunto de fondo, es que la pinche policía vio de donde sacar para sus tacos, y siempre nos joden. Y como no quiero ir a perder toda la mañana en la delegación, me caigo con una feria y todo arreglado. No me complico la vida. Que se la compliquen los que no entienden que los demás también tenemos derechos (lo mismo pasa con cada trámite que el gobierno quiere que haga; hay la forma lenta y tardada, o la rápida y con billete de por medio -a veces pienso que ponen los trámites como para compensar que pague yo lana que no pago con mis impuestos).

¿Y los lugares para discapacitados? ¿Cuantos discapacitados conoces? Yo ninguno. Creo que esos lugares son para gente que no va a tardarse mucho y así, por eso, mejor los uso yo antes de que los use otra gente.¿A poco no es como cuando el tráfico está insoportable y en un cruce, me toca el alto? ¿Verdad que es mejor que pase yo y me quede a la mitad? ¡Claro! Porque si no paso yo, ¿por qué sí han de pasar los que vienen en perpendicular? Nel, luego igual y se me quedan bloqueando el paso y me tengo que esperar más tiempo… ¿Tu lo haces? Digo, es como con los semáforos: ¿Para que se hicieron los semáforos? Pues para regular el tráfico. Pero si no hay tráfico que regular, ¡pues adelante!… Ah, y ahí de ti si me reclamas, que entonces te encaro y te doy direcciones para que ahí donde dice “dedos”, te metas y te vayas a la chingada…

Yo sí y lo reconozco, no soy como los nacos hipócritas, siempre he sido vivito… Me estaciono en doble fila si voy a hacer algo rápido, porque, ¿por qué demonios quieren que pierda 15 minutos buscando estacionamiento y pague una cuota si lo que voy a hacer solo me toma cinco minutos? ¿Que afecto al tiempo de otros que tardan más en circular por la avenida al quitar un carril? ¡Bah! Mentira, si no lo hago yo, lo hace alguien más.

Yo me estaciono sobre aceras, sobre cruces de peatones (¿qué les cuesta cruzar por otro lado?), bloqueando cocheras, compro chicles sobre el periférico y muéganos sobre la autopista tan pronto como se haga tráfico. Y si me chocan ¿yo nunca he chocado por mí mismo- mejor me pelo, porque en este país luego me piden la lincencia, el pago de la tenencia y todo, y la justicia es sólo del que tiene dinero, y como dicen que el que pega paga, no me doy por ofendido… Paso sobre charcos para mojar a los jodidos que no tienen coche para que aprendan que no somos iguales, les aviento el vehículo a las motocicletas para que no pasen antes que yo, no uso el cinturón de seguridad porque me estorba y no me da la gana, y tiro basura por la ventana porque para qué la llevo en el coche; a mí que no me digan que soy un puerco porque mi auto está siempre limpio por dentro… Recorto mucho la distancia con el coche delantero, toco el claxon cada que puedo, no respeto a los polis (¿quién en su sano juicio lo hace?) y subo y bajo gente del carro donde yo quiero… Si paso por mi hijo a algún lado, no importa que tenga que hacer parada sobre el carril de alta velocidad. Hago mi alto, no pierdo tiempo, y solo provoco que otros pierdan cosa de segundos; si acaso, un minuto… ¡Bah!, ¿en qué les afectan 30 segundos de su tiempo? ¿Qué sume el tiempo de todos los coches que se tuvieron que frenar detrás de mí? ¿El tiempo de desaceleración y nueva aceleración? ¿La contaminación que esto ocasiona? ¿Quién me crees? ¡No manches! Esas cosas no pasan, a mi no me engañas; ‘ora me vas a decir que tú no lo haces… ¡A otro culero con ese cuento!…

ALERTAS X MAIL

La nueva Realidad Novelada de Narciso Guisote o la Confraternidad del Cafetín

Desde hace casi medio siglo, se reúnen una vez al mes en el más absoluto sigilo y con la más absoluta discreción. Sus figuras circunspectas y descuidadas, sus vestimentas más ordinarias que comunes, y nadie -más que el ojo avezado en conjuraciones como el mío, el mismísimo Narciso Guisote– imagina en realidad lo poderosos que son…



Yo sin embargo, que conozco de estos asuntos, puedo decirles que ahí están y existen, y si duda ustedes o cualquier valiente que dude de mi honorable palabra que es de hombre enhiesto y de buenas costumbres, los pueden ver con sus propios ojos, cada viernes último de mes, haciendo fila modosamente -como cualquier hijo de vecino chino- en un cafetín del Barrio de Coyoacán; los distinguirán inmediatamente, pues son tres hombres que solían ser más, con cara de sabios canosos (o viejos decrépitos, dependerá de cada quien) que llegan juntos, hacen fila en silencio, y no hablan ni una palabra sino hasta que café en vaso desechable y churro en mano, se encuentran a algunos pasos de ahí, bajo la sombra de un sauce llorón que en épocas mejores fungía de mingitorio canino y almohada de soñadores enyerbados que prefirieron el sueño a la clase chauvinista-capitalista de la universidad…

Y lo que ahí sucede, es secreto juramentado bajo el pésame de los más terribles ceños de tortura, que yo he logrado averiguar con mi percha de decencia y decidido con valentía abundante, revelar porque es mi deber y bien es mi función dar a conocer al mundo las conspiraciones diabólicas que traman los que están aliados con políticos y de las que los ciudadanos debemos librarnos para el bien de la democracia americana, la libertad de la humanidad y el sueño de Bolivar (que me han asegurado fuentes fiables, sigue vivo y le cuesta dormir tendido por su muy avanzada edad).


¿Ha escuchado Usted de la “Ley Televisa”? ¿De la honrosa confiscación mordaza de los opulentos proyankis de RCTV que hizo el valeroso Chávez? ¿Conocen sus razones? ¿Los fuertes intereses que ahí menean cual reata diestra de charros, los del argento que nunca pierden salvo que algo ganen a cambio? ¿Pues eso es guano de vampiro rabioso de Transilvania comparado con lo que mueve los hilos de este país y esta ciudad! ¡N-A-D-A similar a lo que le pienso revelar!… ¿Está Usted listo para comprender? ¿Para poner atención? ¿Para más allá de oír, escuchar la verdad?

Bien y entonces comprenda lo que yo sé a cuestas de la vida propia, guiado solamente por el ideal desinteresado de abrirles los ojos a los ciegos de la verdad: Tengan cuidado, que detrás de ese perfil inofensivo colmado de canas y pláticas discretas, no denotan el poder que en realidad detentan… Aquellos tres, son a quienes los servidores públicos y polóticos honrados temen, y los que nos tienen a su merced completa.

Sí, compañero, compañera de lucha, aquellos tres tienen el poder secreto, completo, de manipular a despabilada y siniestra según les mande el placer -o el interés- que conlleva el guiar el inocente destino de miles y millones que nada imaginan porque su vista no llega más abajo de sus nalgas que cuando se sientan a defecar… Dicho sea de otro modo: nadie lo creerá, pero usted y yo les debemos buena parte del día, risas o lágrimas, ataques de pánico, pérdidas millonarias o ganancias de centavo, gritos y golpizas y hasta la vida o la muerte de cualquier momento en cualquier lugar.

Son esos tres, a los que llamo la Confraternidad del Cafetín, los empleados del gobierno federal que planean y manejan el tráfico de la ciudad. Sí, amigo, amiga, no se sorprenda y mejor comprenda. El más alto de ellos, sentado en una triste y pálida oficina gubernamental, en el sótano de un antiguo edificio del centro, es el responsable del mapeo de la ciudad. Sin su consentimiento, una calle no existe, una salida no se conoce, no se publica jamás. Imagine pues un laberinto de ratas, ¿cómo imagina al que decide poner y quitar barreras?… Cada recoveco, cada calle con o sin salida, cada banqueta, cada cloaca y callejón de la obscuridad, dependen de él desde años atrás. Dícese por ahí, que tiene una ruta secreta para llegar a su casa en cinco minutos atravesando toda la ciudad? ¿No me lo cree Usted que tiene cara de incrédulo? ¿Aún tiene sus dudas?

Bien, pues el otro, el que verán más barrigón de todos cuando se atrevan a buscarlos, que a veces compra hasta dos o tres piezas de churros, es el que tiene en sus manos la autorización de la localización de las paradas de micros, peseros y autobuses y sus rutas; las pone delante de una curva que desemboque en avenida principal, en un tercer carril para que tengan que dar vuelta a la izquierda de inmediato invadiendo los otros carriles y sacando de curso a cualquier automovilista temerario, las pone en las calles donde hay solamente dos carriles, las pone justo antes de cualquier semáforo, o en el cuello de botella de las varias autopistas que entran a la ciudad; una parada de pesero unos metros delante de la parada de los microbuses, y éstas, a unos pasos de las de los camiones; unos se bloquean a otros, toman el siguiente carril, compiten por el pasaje, chocan, invaden trayectorias, detienen el tránsito… ¿O acaso tiene Usted otra explicación a que todo ello está tan diabólicamente sincronizado? ¿Verdad que no? ¿No es cierto que sus mentes comienzan a ver la chispa de la luz?…

Pero espere, no se vaya usted, falta el que forma la triada, déjeme explicarle, el triángulo perfecto… Es el de la barbilla partida y que no se distingue sino porque se cubre la calva con un tupé que se reconoce a metros de distancia luz del sol. Sí, aquel es el que diseña desde la comodidad de un escritorio de metal, el sentido que debe llevar cada calle de esta megalópolis. Tarea titánica que cambia a conveniencia, y de un día para otro sin aviso ninguno; encontrarán un buen día que la ruta de su diario devenir se ha visto forzada porque el sentido de la calle mutó. ¿No es cierto lo que les digo? No le importa el flujo, el desemboque, ni siquiera las calles conoce… pero eso sí, conoce a detalle el caos que provoca, los tiempos, las congestiones viales.

Son los tres, herederos de esa burocracias desquiciada que deciden que hacer con nuestras vidas, horas al día, y que una mañana maldita se dieron cuenta del poder que juntos poseen, y que caro han decido vender su amor. Miles de millones, eso es lo que trato de advertirles, amigos, compañeros, mexicanos. Falta poco tiempo; es una conspiración, llevan casi cincuenta años planeándolo. Son las piezas del rompecabezas que poco a poco acomodan, una estación de microbús aquí, otra de camiones allá, ésta calle que la borramos del mapa y la cerramos, aquella la hacemos privada, cámbiale el tráfico a esta avenida, haz esta otra de un solo sentido, y en este punto, aviéntale en contraflujo… Y un buen día llegará el momento en que vean su sueño hecho realidad: la ciudad colapsada, cual infarto masivo, ningún coche ni para delante ni para atrás. Y la gente desesperada, abandonará sus vehículos y pertenencias, y caminará de vuelta a casa, no habrá comida ni agua embotellada, robos de tiendas y dispendios de cerveza, días y días pasarán; y entonces tendrán las autoridades locales que traer grúas y equipos e ingenieros extranjeros para ver cómo desenmarañarlo todo, usar visión satelital; localizar en qué punto, qué vehículos levantar al aire para poder comenzar a destrabarlo todo… ¡Escuchen, no se vayan! ¡No estoy loco! Días y días pasarán, y entonces, los medios de comunicación distraídos, el gobierno espurio aprovechará la sinrazón para levantarnos las enaguas y vender PEMEX y la Comisión Federal de Electricidad… Esperen, esperen, no se vayan, les juro que es verdad, lo hemos analizado gente sapientísima en la asamblea de barrios con ayuda de unos analistas Cubanos… Esperen, esperen, ¿quién se une a la lucha, quien ayuda a evangelizar esta verdad del pueblo? No estoy loco, no se vayan, les juro, les doy mi palabra de hombre enhiesto y de buenas costumbres, de que todo lo dicho es verdad…

ALERTAS X MAIL

  • Para más humor, lea también: La larga Realidad Novelada de Narciso Guisote y la fundación del Nuevo Gabinete de México